domingo, 3 de octubre de 2010

Los Penitentes de la Noche

En Guatemala se oyen pasar por las calles y avenidas son los penitentes de la noche son almas en pena que visten túnicas negras y llevan unos cirios de color negro o celeste.
     Las calles del barrio de la Recolección estaban muy solitarias todos los primeros viernes de cada mes se oían extraños ruidos las personas estaban preocupados. A la mañana siguiente doña María fue a comprar pan para el desayuno entonces la vendedora le dijo:
¿ señito María usted a escuchado esos ruidos ?
Sí fíjese, anoche me asuste mucho , ¿ qué serian ?
No me crea ni me deje de creer pero para mí son los PENITENTES DE LA NOCHE.
     Doña María muy asustada corrió y le dijo a su hijo que el primer viernes de su trabajo. Al mes sidel otro mes no viniera muy tarde guiente su hijo llego muy cansado la saludo y se dispuso a terminar sus planos, porque él era arquitecto.
       Cuando el oyó unos quejidos y llantos el abrió la puerta por que el pensó que era un hombre golpeado y lo quería ayudar cuando vio unos hombres de negro  eran los penitentes que exclamaban ¡Ingenismo, tanquam reus; culpa rubet vultus meus; parce, Deus...! que quiere decir en español ¡"Yo lloro mis pecados; porque me reconozco culpable; me avergüenzo de mi mala vida perdonad a quien humildemente os pide..."!.
     Cuando él vio uno de ellos le dio su cirio y le dijo que lo guardara, cuando se desmallo, a la mañana siguiente su mamá lo ayudo a volver en sí, cuando despertó su mamá cocina pafue corriendo hacia la ra darle un remedio, cuando él vio, el cirio se había convertido en hueso, porque su mamá lo había visto, el guardo el hueso en un cofre.
     Al mes siguiente, el salió escondido de su mamá con el hueso en la mano cuando vio ellos se acercaban eran los penitentes, el que le había dado el cirio le dijo:     Hermano me traes de vuelta el cirio que te di, él le mostro el hueso  y el penitente le dijo:
     ¡Que esto es una broma te di un cirio y me das esto dime la verdad, ¿lo has perdido?!
     El exclamo no ¡esto es en lo que se ha convertido!.
     Todos le decían traidor no mereces vivir te hemos dado uno de nuestros mayores tesoros y así nos pagas. El llorando les dijo que no le había hecho nada, pero ellos no lo pensaron más lo vistieron de negro le dieron otro cirio y después hicieron un ritual, el murió por culpa de los penitentes su mamá tristemente le santa sepultura al mes siguiente pasaron por la casa cuando doña María miraba ellos recogieron el alma de su hijo para fuera un penitente como ellos. Ella lloro pensó que su hijo andaba en malos pasos y por eso murió, pero lo que ella no sabía es que los penitentes lo mataron haciendo un ritual y condenando su alma.

1 comentario:

  1. la verdad para mi, dan pena porque a nadie le gustaria ser un alma en pena; un alma condenada a ser arrastrada con cadenas, por cosas que hizo, o que talvez no hizo pero igual fue condenado, siento que no tienen derecho a condenar almas inocentes, porque si ellos piden perdon, ddebe ser porque estan arrepentidos, pobres para mi que son almas que nunca descansaran, y jamas tendran la paz y tranquilidad que desean

    ResponderEliminar